Destilados de agave.

Advertisemen
Destilados de agave.

Se le llama “destilados de agave” en general al grupo de bebidas que pasan por un proceso de destilación de los mostos fermentados cuya materia prima es el Agave. En éste grupo se incluyen tanto los que se elaboran en territorios con Denominación de Origen (ejemplos el tequila y el mezcal) como los que se hacen fuera de esos territorios donde no existe ninguna Denominación de Origen.

Generalmente los destilados obtenidos en los procesos de producción oscilan entre 45% Alc. Vol. Y los 70%Alc. Vol, esto dependiendo de varios factores entre ellos: la cantidad de Azúcares Reductores contenidas en el agave usado, especie de Agave, equipo de destilación usado, la eficiencia de la fermentación y las veces destiladas. Para la elaboración de los destilados se usan desde los equipos rústicos hasta los equipos con tecnología, dependiendo de la zona de producción, en los medios rurales generalmente son pequeñas fábricas artesanales, mientras que las grandes fábricas se concentran principalmente las zonas industrializadas.
En México la elaboración de destilados de agave es una tradición en la mayoría de los estados que conforman la república.
Debido a la gran diversidad de agaves que existen en México, se tiene el privilegio de elaborar una gama amplia de bebidas destiladas con características propias.
Los destilados de agave se comercializan tanto en el mercado nacional como en el extranjero.
Actualmente los destilados de Agave con Denominación de Origen se apegan a sus normas oficiales correspondientes, sin embargo para los destilados que no tienen Denominación de Origen no tienen una norma definida que garantice su calidad, en el año 2006 se publicó la norma emergente NOM-EM-012-SCFI-2006 para la regulación de éstas debidas. La norma emergente fue avalada por la Secretaría de Economía basándose en el artículo 48 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, la cual señala la elaboración de una norma emergente cuando existan acontecimientos inesperados que afecten o amenacen de manera inminente las finalidades establecidas en el artículo 40 (finalidades de la NOM) de la LFMN. De acuerdo a la LFMN la vigencia máxima para una Norma Emergente es de 6 meses con posibilidad de hacerse permanente o extender su vigencia si se considera necesario; el 25 de mayo del 2007 se prorrogó por seis meses dicha norma.
Advertisemen

Nota: La información mostrada en este sitio es creado bajo la licencia CC BY-NC de Creative Commons, que permite su uso y distribución para fines no comerciales, incluyendo siempre la atribución a este sitio mediante un enlace a https://www.agavemezcal.com/ para medios digitales, impresos u otros.

Publicaciones relacionadas:
Comentarios